lunes, 9 de noviembre de 2009

Sistema oseo.


Hay 206 huesos en el cuerpo de un adulto. El más largo es el que está en el muslo, o fémur, que llega hasta un cuarto de tu tamaño. El más pequeño es el hueso estribo en el oído, que sólo mide más o menos un décimo de una pulgada de largo. Los huesos están conectados por 230 articulaciones. Todas estas partes del sistema óseo te mantienen en buena forma, activo, y viéndote bien - con tal de que los mantengas sanos. El mantener la salud de tus huesos empieza al nacer. Los bebés nacen con huesos que son blandos y flexibles. Los huesos de los bebés tienen mucho cartílago, el material flexible que más tarde se pondrá duro al convertirse en material del hueso. De hecho, los bebés tienen más o menos 300 huesos al principio. Luego, en cuanto los huesos se pongan duros, algunos se fusionarán hasta que el adulto tenga 206 huesos. Los bebés también tienen algunos espacios entre los huesos de sus cráneos. Esto hace que el nacimiento sea mucho más seguro, pero al crecer el bebé, poco a poco estos huesos se cerrarán. Estas son algunas razones por las cuales hay que tener mucho cuidado con los bebés. Los huesos de los bebés no están listos para el tratamiento duro que experimentan los niños y los adolescentes cuando corren y juegan. A un bebé recién nacido se le necesita tratar con cuidado, y siempre se le necesita apoyar la cabeza, hasta que sus huesos crezcan más fuertes.



agregado por: Laura Rodriguez niño.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada